14/6/13

Reseña: Moby Dick. Herman Melville



Una vez terminado Anna Karenina, me decidí a leer Moby Dick. Hacía mucho tiempo que no tardaba tanto en terminar un libro, y desde luego jamás había sufrido así para terminar ninguno. Cuando llevaba unas cien páginas, momento en que normalmente habría abandonado la novela sin mirar atrás, decidí que debía ejercitar mi perseverancia y terminarla, al fin y al cabo es un gran clásico que ha servido de inspiración en miles de ocasiones, y por algo tenía que ser.
Como novela me ha parecido aburridísima. Hasta niveles insospechados y creo que con plena consciencia del autor, que ha logrado que sus lectores vivamos un calvario similar al que vivieron los tripulantes del Pequod en su  momento.
Me ha hecho gracia que cuando en un momento de desesperación en la lectura me puse a buscar reseñas al respecto, mucha gente comentaba que habían leído una versión juvenil de la obra, y estaban deseando poder leer la novela original porque en su versión "mutilada" perdía toda su profundidad. Tened cuidad con lo que deseáis amigos...
Bueno, ahora que ya me he desahogado, debo decir que probablemente parte del problema es que Moby Dick no es una novela en el sentido estricto del término.

Empieza como una novela, la narración es fluida, incluso divertida, nos presentan a un personaje genial como es Queequeg, que por desgracia casi desaparece desde que nos embarcamos en el Pequod, y todo apunta a que vamos a vivir una gran aventura. Y entonces todo cambia.
Bill Sienkiewicz
El autor dedica capítulos y capítulos a temas como la clasificación de los cetáceos, el simbolismo del color blanco, los aparejos necesarios en un ballenero, las partes del cuerpo de una ballena, explicaciones técnicas y detalladas hasta un punto enloquecedor del desarrollo de la caza de ballenas... 
Parece ser que en el siglo XIX, cuando Herman Melville, valiéndose de su experiencia personal, escribió este libro, lo hizo en parte como un tratado sobre las ballenas, esos seres desconocidos y fascinantes para el resto de la población, de los que nada sabían, y de los que se extraía el aceite para lámparas antes del uso del queroseno y el petróleo.
De entre todos estos soporíferos capítulos sí es cierto que hubo algunos que me llamaron la atención, como aquellos en los que describe el comportamiento de las ballenas cuando viven en grupo, y un capítulo muy curioso sobre el simbolismo del color blanco.
Pero por ejemplo el tema de la clasificación de cetáceos, y la explicación exhaustiva de las partes de una ballena, me parece que habrían sido explicados mucho más claramente con ilustraciones, y nos habríamos ahorrado mucho aburrimiento.

También está el hecho de que cuando volvíamos a la historia propiamente dicha y por fin veíamos a los tripulantes del ballenero en plena acción cazando ballenas, las pobres me daban una pena horrible, y lo pasé fatal leyendo sus espantosas muertes.
Luego está el capitán Ahab, el verdadero protagonista del libro, al que tardamos mucho en conocer, con el consiguiente grado de expectación. En teoría este personaje tiene muchísima fuera y carisma, pero yo no lo sentí, sí, se entiende que está obsesionado, que consigue dirigir y manipular a toda la tripulación desde su obsesión y locura, pero a mí no llegó a calarme, no me lo creí.
Otro tema importante que se toca varias veces a lo largo de la novela es la religión, pero es tratado de un modo muy formal y envarado, muchas referencias bíblicas, mucho hablar del cielo y del infierno... 
Dicen que la primera lectura de este clásico suele ser decepcionante, pero que más adelante eres capaz de apreciarlo en toda su plenitud. Sinceramente no creo que le dé otra oportunidad.
Como curiosidad, el que esté parcialmente basado en una historia real, la del ballenero Essex, sobre la que podéis leer en wikipedia. Y también que buscando imágenes para esta reseña he descubierto que existe una versión ilustrada por el grandísimo Bill Sienkiewicz, un artista extraordinario que no es todo lo conocido que debiera fuera del mundo del cómic.

Bill Sienkiewicz
No le voy a poner puntuación, creo que le daría un 1 sobre 5, pero cuando preparé las notas fui tan optimista que no pensé que fuera a puntuar por debajo de 2. 

16 comentarios:

  1. Ya veo que no te ha gustado nada pero creo que es una lectura que tengo que hacer una vez en la vida y como he leído ya casi todo Melville, no voy a dejar uno sin leer ;-P
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro, léelo, además si te gusta el autor... Yo creo que el que no me gustara tiene también mucho que ver con mis expectativas, contaba con una novela de aventuras y me pilló por sorpresa todo lo demás!
      Besos!

      Eliminar
  2. Por cierto, no sabía que eras la hermana de Magrat, las cosas que descubre una :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! fue ella la que me animo a abrir el blog, jejeje

      Eliminar
  3. Moby Dick es una novela cuya temática no me atrae en absoluto. Si me la leyera sería solo para poder decir que la he leído. Sin embargo, he visto tantas críticas tachándola de aburrida... que no creo que me acerque jamás a ella.

    Me ha gustado su reseña. Bastante clara.

    Bisous!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una novela que hay que empezar a leer con muchas ganas y una idea muy clara de lo que te vas a encontrar, si no te atrae seguramente es mejor que no te lances...
      Besos!

      Eliminar
  4. Una gran lectura! Me han gustado mucho las fotos que pones de ballenitias :3
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! sí, hay muchísimo arte en torno a Moby Dick, ha servido de inspiración a muchos sin duda!
      Besos!

      Eliminar
  5. El libro te lo puso tan complicado como la ballena al capitán jajajaja. Es un libro que yo tengo pendiente desde hace mucho tiempo pero estoy cogiendo impulso para empezar a leerlo porque me parece una lectura difícil y en estos casos siempre necesito ponerme con ella en el momento adecuado.

    En cuanto me arme de valor te cuento!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, ya te digo! creo que lo de que nos sintieramos Ahab eso sí que lo logró!
      Animo valiente, ya me darás tu opinión, sí!
      Besos

      Eliminar
  6. Ay konichiwa me he reído muchísimo con tu entrada! Si es que tienes más razón que un Santo! La primera vez que leí Moby Dick me quedé muerta, incluso me salté capítulos (creo que esos mismos que casi te matan de aburrimiento :D)
    Pero me quedé con la espinita y sentía que tenía que leerla más preparada, con calma.
    Y la verdad es que la segunda lectura (muchos años después) me gustó muchísimo más. Creo que hay que tomárselo como una larga travesía con periodos más entretenidos y otros más densos. Eso si no creo que vuelva a leerlo hasta dentro de 50 años :D
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, de hecho tu reseña me dio fuerzas para seguir con el libro, me gustó mucho tu punto de vista y ese embarcarte en el Pequod con ellos. La verdad es que tanto los comentarios que he leído de segundas lecturas de Moby Dick como el tuyo, como el haber leído hace poco una reseña muy interesante del Guardián entre el centeno, hace que realmente me plantee volver a ellos dentro de un tiempo... Pero en todo caso lo intentaré antes con el guardián que es más cortito! En 50 años lo volvemos a coemntar entonces! jajaja
      Besotes!

      Eliminar
  7. Lo tengo pendiente desde hace mucho y mi profesora de Literatura Norteamericana (que encima es experta en el autor) nos ha dicho mil y una veces que nos lo leamos. Después de tu reseña me lo planteo, y mira que la veo como una profesora que sabe mucho. Aunque puede ser que para gustos los colores.

    Encantado de conocerte, me quedo por aquí :D

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ekaitz! Me alegro de que te quedes! Creo que la clave está en saber qué es lo que te espera, infórmate bien antes de empezar (cosa que yo no hice) y eso sí, ármate de paciencia, porque hasta aquellos que lo han disfrutado reconocen que no es una lectura fácil! Y eso es verdad, cada uno con sus gustos!!
      Besos!

      Eliminar
  8. Jajaja, otra crítica más que la pone a parir xDDDD Entre eso y la caza de ballenas, mi interés para leerla está a niveles negativos... Ni por muy clásico de la literatura que sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, yo creo que tenía que haberme informado un poquito antes de lanzarme de lleno... :)

      Eliminar